Diferencias entre fotos con Derechos gestionados y Royalty free

Diferencias entre fotos con Derechos gestionados y Royalty free

Ya he recorrido un largo camino, hace casi 30 años que trabajo en contacto con imágenes y hoy te quiero explicar la diferencia entre derechos protegidos y Royalty free.
 
Actualmente en el mundo ajetreado que vivimos cuando se trata de conseguir imágenes se tiende a simplificar demasiado y nos quedamos con dos palabras ¿gratis o de pago? La diferencia entre ambas está clara para todo el mundo, unas se pagan y otras no.
 

Pero cuando hablamos de derechos y licencias todo parece complicarse. Me gustaria hacer un poco de historia y me voy a permitir contar una batallita. Es impresionante el salto técnológico de los últimos años. Quien tenga curiosidad que se quede, quien quiera ir directamente a los derechos gestionados que se salte los dos parrafos siguientes.

 
Mi primer trabajo como documentalista gráfica en el mundo editorial comenzó en 1994. Consistió en revisar un volumen de una enciclopedia, detectar que imágenes se veían más «antiguas» y sustituirlas por nuevas imágenes más actuales y atractivas. Se me facilitó para tal labor un listado de fotógrafos especializados y de agencias fotográficas. Me encantó la experiencia y repetí este proceso con varios volúmenes. Se que te va a costar imaginar e intentar visualizar esto, pero es que eran otros tiempos pre-digitales.
 
1- Las peticiones no las hacia por e-mail sino por Fax. Las dudas por teléfono fijo (no había móviles).
2- Las agencias y/o fotógrafos tardaban unos 15 días en hacer una búsqueda y pre selección del material.
3- Iba en moto personalmente a cada archivo a elegir y hacer la selección final de imágenes.
4- Miraba las diapositivas en detalle en una mesa de luz con una lupa llamada «cuentahilos».
5- y me llevaba las fotos en un sobre (en diapositiva o papel ya que no estaban digitalizadas todavía).
6- ¿Internet?  No existia ni Google, ni Amazon, ni fotos online en alta resolución, ni por supuesto ninguna red social de las que conocemos.

FOTOS CON DERECHOS GESTIONADOS O PROTEGIDOS (RIGHTS MANAGED)

 
Todas las fotos que tenían las agencias fotográficas entonces (hablaba antes de los años 90) eran de derechos gestionados. Eso significa que cada agencia llegaba a un acuerdo con los fotógrafos y podía licenciar la imágenes en unas condiciones determinadas según las necesidades de cada cliente, e incluso servir imágenes con exclusividad. Se sigue haciendo actualmente del mismo modo. Para cada uso hay que indicar en que medio se va a publicar la imagen, tamaño, tirada, distribución, idiomas, tiempo extensión contrato, etc.
 
Para que se entienda: es una especie de alquiler. Se paga por el derecho a usar una imagen en un proyecto concreto y durante un tiempo determinado.
No es un cálculo sencillo porqué está sometido a varias variables, pero existen tarifas para cada uso. Posteriormente los precios se pueden negociar en función del volumen mensual o anual de imágenes que se vayan a utilizar.
 
Ejemplo 1: Se necesita una imagen de un detalle de un edificio para la portada de una revista de arquitectura. Se elige la imagen y se solicita a la agencia precio para ese uso durante dos años. Se abona importe y se ha de acreditar correctamente la autoría/nombre agencia en el soporte donde aparezca la imagen. 
 
Ejemplo 2: Una empresa de detergentes elige una imagen de agencia para una campaña publicitaria que va a durar un año y se solicita exclusividad. La agencia deberá «bloquear» esa imagen para que únicamente pueda usarla esa empresa de detergentes en concreto. Eso implica que ni el fotógrafo ni ningún otro medio podrá publicarla o comercializarla durante ese periodo que desea el cliente. Como puedes imaginar el coste que puede suponer todo ello va a ser muy alto.
 
En la mayoría de casos va a ser más rentable hacer una producción específica para la campaña publicitaria (es cuestión de analizar costes de una cosa u otra).
 
En sus inicios las agencias fotográficas eran analógicas y por tanto los fotógrafos entregaban siempre sus originales y las agencias hacían «duplicados» que distribuían en los países que tenia representación. Era un material limitado y relativamente fácil de controlar.
 

FOTOS LIBRES DE DERECHOS (ROYALTY FREE)

 

Un día alguien se debió plantear que las fotos de stock eran muy caras y las gestiones para su uso complejas y comenzó a hacer «recopilatorios» de imágenes por temas: flores, paisajes, personas, animales, grupos, etc.
Para facilitar la distribución y venta se aseguró que las personas que aparecían en ellas, hubieran cedido los derechos de imagen, así se podrían hacer múltiples copias y multiplicar las ganancias. Acababa de nacer el MICROSTOCK y las fotos LIBRES DE DERECHOS (ROYALTY FREE). Los fotógrafos participantes ganaban mucho menos pero tenían ingresos recurrentes por cada venta y los diseñadores estaban encantados, ya que por el precio de 2 o 3 fotos de agencia tradicional ahora podían tener un pack de 100 imágenes o más, que además podían reutilizar una y otra vez sin volver a pagar de nuevo por ellas. Las imágenes Royalty free se pueden obtener individualmente o mediante suscripción (hay gran variedad de precios y posibilidades de descarga). 
 
Lo que ha de quedar claro es que se compra el derecho a poder usar la imagen, no la imagen en si misma (no es tuya la imagen) Un solo pago de una misma imagen permite múltiples usos
 
Actualmente vivimos en un escenario totalmente digital, donde la inmediatez ha de ser máxima. Ya no se hacen Cds recopilatorios. Tenemos inmensos bancos de imágenes online con millones de fotos disponibles en cada uno de ellos, tanto las ROYALTY FREE (RF), como las de DERECHOS GESTIONADOS (RM).

Muchas de las agencias disponen de material de los dos tipos de licencias visible conjuntamente. 

De ejemplos de agencia ROYALTY FREE hablaré detalladamente en próximos posts.

En España aquí tienes a los principales bancos de imágenes de derechos gestionados. Estos a su vez representan a centenares de otras agencias y colecciones nacionales e internacionales. 

 
 
 

RESUMIENDO 

 
En el anterior post titulado «El lado oculto de las fotos gratuitas» hablé de licencias y clasifiqué las imágenes en tres tipos: Copyright, Creative Commons y Dominio público.
Lo hice de este modo para distinguir las que visiblemente se pueden usar sin coste (gratuitas) y las que no (y explicaba los peligros en cuanto a derechos de las que aparentemente eran gratuitas).
 

1- Toda foto si no se indica lo contrario tiene copyright y es intocable (todos los derechos reservados). No es necesario marcarlas para protegerlas y es el autor (o agencia que le represente) quien debe autorizar o no su uso. 

2- Las licencias Creative Commons permiten decidir como queremos que se comparta o se transforme nuestra obra y en que condiciones. Por tanto por un lado debe respetarse siempre los términos de cada licencia y por otro vigilar que las imágenes no estén sujetas a otro tipo de derechos (marcas comerciales o edificios protegidos)

3- Dominio público: Parecen las más fáciles, pero hay que vigilar igualmente por si están sujetas a otro tipo de derechos (personas, marcas comerciales o edificios protegidos). 

 

Ahora con estos dos nuevos conceptos parece que se añade más lío al tema, pero no es para tanto.
 
IMÁGENES DE DERECHOS GESTIONADOS tienen copyright en todos los casos y hay que seguir las indicaciones de cada agencia en cuanto a su uso.  
 
LAS IMÁGENES ROYALTY FREE también tienen copyright (el autor sigue siendo el creador). En este caso con el pago de una tarifa única se permite usar las imágenes en unas condiciones determinadas. Ese royalty free significa que no está sujeta a ningún otro tipo de derechos que alguien pueda reclamar (derechos de imagen, marcas comerciales o edificios protegidos). Recordemos que Royalty free no significaba » foto gratis» sino simplemente foto libre de derechos.
 
 
Espero que te haya aclarado un poco el tema. Si tienes dudas comenta y te responderé tan pronto como pueda.
 
Las fotos de este artículo son ambas de Deposit Photos. La primera del campo de lavanda con los dos caminos de Jordigraph y la segunda de las dipositivas y la lupa cuentahilos de Limpido 
En el próximo post hablaré de la búsqueda inversa de imágenes, ya verás que interesante 😉
El lado oscuro de las fotos gratuitas

El lado oscuro de las fotos gratuitas

Vivimos en un mundo saturado de imágenes, nos asaltan e impactan por todas partes y además en este mundo tan tecnológico e hiperconectado también somos productores (familia, ocio, viajes, trabajo) o consumidores y republicadores de imágenes de otras fuentes (necesidades profesionales si tenemos un negocio o proyecto que queremos visibilizar).

Y cuando te llega el momento de crear tu web, el blog o tener presencia en redes, resoplas, te inquietas, te agobias. Y te agobias mucho porqué sinceramente no sabes por donde comenzar.

Seguramente piensas que lo mejor sería tener buenas fotos propias de tus servicios o productos, pero no te has planteado todavía que necesitas, ni en que medios las vas a publicar, en realidad es que ni siquiera tienes un plan marketing o de comunicación.

Lo que si sabes es que en Internet hay de todo y has visto que hay multitud de blogs donde explican cómo conseguir las FOTOS GRATIS. ¿Es maravilloso, ¿no?  Si son gratis es que ya no las tienes que pagar, pues por tanto un problema menos. Pero no es oro todo lo que reluce y has de ir con mucho cuidado, como cuando en el super se ponen a fregar los suelos justo antes de cerrar y no ponen el cartel avisando del riesgo de resbalón.

Te pones a buscar con ilusión y entusiasmo en Google y buscando por » fotos gratis» o «fotos CC0» (luego hablo de ellas) y en seguida vas a ver cosas tan apetitosas y sugerentes como las siguientes:

  • Bancos de imágenes gratis libres de derechos y en alta resolución
  • Los 50 mejores bancos de imágenes gratuitos (tienes variaciones de lo mismo con otros números: 16, 7, 42 etc.)
  • Top 20 bancos de imágenes
  • Dónde conseguir imágenes CC o CC0 para enriquecer tu blog
  • El mega listado de bancos de imágenes gratis y sin registro
  • Los mejores sitios para descargar imágenes CC0

Y más de lo mismo un buen rato. A medida que sigues y sigues y vas bajando en los resultados del buscador, te empiezas a aburrir (y a agobiar más). Si te fijas vas a ver como ya unos copian a otros y todo se parece, de modo que al final parece lo del juego del teléfono, donde desde las primeras fuentes validas donde se informaba correctamente de los tipos de licencia, hasta la última donde tras el “copia y pega” solo nos llega el mensaje distorsionado y erróneo de que no te has de preocupar por nada y que hagas lo que quieras con la foto, que es gratis.

Y como no tienes tiempo ni ganas de leer más, y te han dicho que son gratis y eso es lo único que importa, pues venga, a descargar ya mismo y publicar y una cosa menos que hacer. Esta es la práctica habitual, pero puede comportar riesgos.

Quizá nunca pase nada, o quizá recibas una reclamación o demanda más adelante. Si las publicas online, quizá con una disculpa y retirarlas inmediatamente sea suficiente. Si va a medios impresos o el tema afecta a marcas conflictivas, el problema puede ser mayor. No todas las fotos que se marcan como gratuitas están libres de derechos.

Voy a intentar poner un poco de luz a este tema y ayudarte a que puedas utilizar las imágenes correctamente.

¿CÓMO SE CLASIFICAN LAS IMÁGENES SI LAS AGRUPAMOS POR TIPOS DE LICENCIAS?

Imágenes con copyright

El autor tiene todos los derechos sobre la imagen. Es como si vas por la carretera y hay un STOP, te has de parar. No puedes usar esa imagen de ninguna forma si no hablas con el propietario de la misma, o quien tenga los derechos (normalmente los propios autores, las agencias fotográficas, o diversas entidades de gestión como VEGAP) y explicarles en cada caso para que quieres utilizar las imágenes. Cada uso está tipificado y tarifado.

Imágenes con licencia Creative Commons

Han sido pensadas para que los creadores tengan flexibilidad para decidir como desean que sus obras sean utilizadas o transformadas y se ha de respetar siempre lo que indique cada licencia. Es necesario siempre reconocer la autoria y comprobar que el uso que queramos realizar este permitido. Hay que leerse y entender cada tipo de licencia, unas se pueden usar comercialmente, otras no. En unas no se puede modificar la imagen, en otras si. Sobre las licencias haré otro post y una infografia bonita para que la tengas siempre a la vista. De momento aquí tienes el enlace a Creative Commons con todos los tipos de licencias. ES MUY IMPORTANTE CONOCERLAS Y APLICARLAS CORRECTAMENTE.

Imágenes de dominio público

También llamadas CC0, son las más deseadas y buscadas hoy en día ya que no hace falta reconocer al autor y son totalmente gratis.

Una obra se considera de dominio público en dos tipos de situaciones:

  1. Cuando ha expirado la vigencia del copyright de una imagen (bienvenidos al complejo mundo de los derechos de autor) -> En España, si es una fotografía  artística será de 70 años después de la muerte del autor, o 80 años si éste falleció antes del 7 de diciembre de 1987. Mas información en este enlace.
  2. Cuando el autor de la fotografía decide regalarla generosamente al mundo para que cualquier persona pueda utilizarla sin restricciones, incluso de forma comercial y publicitaria y no hace falta citar ni al autor, ni a los bancos de imágenes que permiten su descarga (aunque todos siempre agradecen que se les mencione y si además les invitas a un café (es la forma simpática de solicitar una compensación económica voluntaria), pues más felices son y más motivación tienen luego para seguir produciendo imágenes.

¡ATENCIÓN! LAS IMÁGENES AUNQUE SEAN GRATUITAS PUEDEN TENER DERECHOS DE IMAGEN

Y aquí llegamos al punto más interesante del post que he titulado de una forma tan misteriosa. Pues si, el lado oscuro de las fotos gratuitas es que muy poca gente sabe, o es consciente, de que una foto por ejemplo CC0 que son totalmente gratuitas puedan estar sujetas a derechos de imagen. Ohhhh, horror!!!  ¿Y qué significa eso?

Pues significa que yo puedo ser la fotógrafa más generosa del universo y ponerme desde ya mismo a hacer fotos como loca y subirlas en alta resolución en bancos de imágenes gratuitos como Pixabay, Pexels, o Unsplash que son tres de las más conocidas (y que me gustan mucho, hay fotos espectaculares). El problema es que, si yo estoy haciendo fotografías donde aparezcan objetos, marcas o edificios que estén sujetos a derechos, puedo estar poniendo en problemas a las personas que luego usen mis fotos, limitando claramente el uso posterior que esas imágenes pueden tener. Ya no se van a poder usar ”para todo» sino únicamente para ciertos usos y condiciones.

En la web de Pixabay por ejemplo lo explican con claridad.

Transcribo literalmente lo que dicen, más claro imposible: Las imágenes de dominio público se consideran libres de derechos de autor. En consecuencia, tales imágenes se pueden utilizar libremente para cualquier aplicación. Pero eso no es verdad. 

Vale la pena leerlo. Aqui teneis el enlace

Aquí tenemos un ejemplo claro: El autor hace y pone la imagen bajo dominio público. Pixabay (en este caso considero que por error) indica que se pueden hacer usos comerciales y no es necesario reconocimiento. Como editora fotográfica me preocupan varias cosas si un cliente decidiera usar esta imagen comercialmente en un proyecto propio.

1 – La persona no parece estar específicamente posando: Tengo dudas de que se haya firmado el correspondiente contrato de cesión de imagen.
2- No puede realizarse un uso comercial para otra marca de esta imagen cuando la marca Coca-Cola está presente en la imagen.fotografía.
3- Debería estar marcada al menos como «solo uso editorial».

Este tipo de seguimiento es más riguroso en los bancos de imágenes de pago, tanto los Royalty free, como los tradicionales de derechos gestionados, ya que se exige en las imágenes para publicidad donde aparecen modelos, un documento de cesión de derechos y si hay marcas, edificios sujetos a derechos, personas en escenas cotidianas o en lugares públicos siempres se marcan todas esas imágenes con una indicación de «solo uso editorial».

Otro ejemplo: Esta vez sobre los derechos de imagen de un edificio muy conocido. Se trata de la torre Eiffel ¿Sabias que no se pueden publicar fotos nocturnas de la torre Eiffel iluminada? En este artículo lo explica bastante bien.

Tampoco se pueden hacer usos publicitarios de esas imágenes sin el permiso de la Société d’Exploitation de la Tour Eiffel. En teoría ni podría aparecer en redes sociales. Yo creo que a estas alturas, es humanamente imposible retirar todos los millones de fotos que circulan en Internet con la torre Eiffel iluminada por la noche. En relación con este tema, en Pixabay advierten en este caso que solo se puede hacer un uso editorial (algo es algo). Pexels en cambio no pone limitación (por error o desconocimiento) y permite usar esta imagen incluso comercialmente.

La foto de cabecera que ilustra el post es también una foto etiquetada como «solo uso editorial» por Pixabay. En este caso no se podria usar comercialmente porque en la imagen aparecen figuras de una marca comercial y además contiene personajes de serie Star Wars y por tanto esta doblemente sujeta a derechos.

Por tanto: Atención siempre con las imágenes que utilicéis en vuestros proyectos, sean gratuitas o de pago.

Siempre pueden tener derechos de imagen por los elementos que contiene la imagen.


RECOMENDACIONES PARA NO TENER PROBLEMAS CON LOS DERECHOS DE LAS IMÁGENES, INCLUSO EN FUENTES GRATUITAS 

  • Planifica previamente que tipo de imágenes necesitas, cantidad, calidad, temática, estilo.
  • Si, busca libremente en Internet fuentes de fotos gratuitas
  • Mira los resultados con tranquilidad, fíjate en cada caso en las licencias y los usos permitidos y no permitidos
  • Ves creando tu propio listado de fuentes válidas para tu proyecto o negocio (esos sitios donde están el tipo de fotos que te encantan y realmente puedes usar sin problema)
  • Recuerda fijarte en las imágenes por si aparecen marcas comerciales o cualquier elemento o edificio dudoso que pueda ocasionarte problemas de derechos. Respecto a los edificios aquí teneis una pista de los que están protegidos pero el tema es amplio y complejo y hablare en detalle de ello en otro artículo
  • Disfruta de las fotos y agradece/menciona a sus autores siempre que se requiera.
  • Date de alta en agencias fotográficas de pago. Solo por suscribirte (sin coste) algunas de ellas te envían periódicamente fotos gratuitas (Deposit Photos, Dreamstime, Fotolia, etc).

Y en cuanto puedas, piensa en contratar una suscripción con banco de imágenes de pago, tienes millones de imágenes a un clic y vas a ahorrar muchísimo tiempo en las búsquedas. Los bancos de imágenes tanto los gratuitos como los de pago están muy bien para poder encontrar rápidamente imágenes para tu web, blog y redes, pero si quieres destacar realmente y hacer brillar tu negocio has de hacer, crear o encargar tus propias imágenes. Yo estoy suscrita a DEPOSIT PHOTOS

Por mi parte aquí me tienes para ayudarte en lo que necesites como fotógrafa o como buscadora de imágenes en archivos comerciales o gratuitos. También hago talleres y formación 😉 Te invito a dar un paseo por mi web y mis servicios, así me conoces más y si tienes dudas me preguntas lo que quieras.

Tengo dos cuentas en Instagram: Una más personal @carmen.fotorecerca donde muestro las fotos que voy haciendo que más me gustan y otra que he creado específicamente para explicarte muchas cosas interesantes sobre imágenes, aplicaciones, herramientas, derechos de imagen, cómo hacer buenas fotos con el móvil, etc. Me harás feliz si me sigues: @fotorecerca.

 

Sobrevivir y salir adelante, pese a la adversidad

Sobrevivir y salir adelante, pese a la adversidad

En la imagen superior se ve la ciudad de Gaza en 2009. Fotográficamente no llama la atención especialmente, es una vista general de una ciudad costera bañada por el mar. Las imágenes panorámicas, captan lo global pero no lo concreto. Hay que acercarse mucho más para ver lo que ocurre en las calles y a sus gentes.

Qué terriblemente difícil debe ser intentar salir adelante y sobrevivir en una lugar geográficamente y políticamente tan «estratégico» como la franja de Gaza. Su población está sometida desde hace años a un bloqueo continuo por parte del gobierno israelí y a ofensivas recurrentes con bombardeos, la última hace solo unos días. Sin embargo la siguiente imagen que te voy a mostrar, recuerdo que cuando la vi me impactó y me detuve unos instantes a mirarla. En la página web donde se hallaba, no figuraba ninguna referencia, ni al lugar de la imagen, ni al autor.

Es tristemente habitual apropiarse o utilizar imágenes sin mencionar la fuente o autoría. Dependiendo del tipo de licencia no es necesario (por ejemplo las CC0 – ya hablaré de ellas), pero ante la duda es siempre recomendable hacerlo, aunque se trate de publicaciones personales en blogs, foros o redes sociales.

Me quedé observando la fotografía y mis cejas comenzaron a elevarse con incredulidad. La escena resultaba irreal. ¿Cómo había llegado esa bañera con agua hasta ahí? Ese fondo de caos y destrucción era doloroso para la vista y el alma, y no encajaba con la aparente tranquilidad de la escena familiar con la bañera y las dos niñas en el agua.

Mi cerebro se negaba a aceptar esa realidad y trataba de encontrar por algún lugar la varita mágica de Photoshop. Tan acostumbrados como estamos «por aquí» a otro tipo de realidad y sociedad, con más capas de maquillaje por fuera y por dentro y con las fotos de las revistas y los anuncios perfectamente retocados.

Bueno si, en los telediarios y noticieros algo vemos, pero depende de lo lejos que sucedan las cosas y a quien, nos importa más o menos. No es lo mismo que caiga un avión con 200 pasajeros en un vuelo interno entre islas en un remoto lugar, que ocurra lo mismo en una conocida región de Europa. Es triste pero cierto.

Sin embargo cuando en las imágenes hay personas y sobre todo niños, conectamos más con nuestra parte emocional, aparece la curiosidad y queremos saber más….

Pero en ese momento iba con prisas, tenia trabajo y no podía entretenerme en averiguar más cosas de esa imagen que me dejo intrigada. La guardé en una carpeta para otro momento y me olvidé del asunto.

Hace unos días la recuperé de nuevo y aquí tienes su historia: La foto fue tomada en Gaza. El hombre con el jersey (debía hacer frío), se llama Salem Saoody (30 años cuando se tomó la foto). Las niñas son su hija Layan (izquierda) y Shaymaa (derecha). La bañera es la única pieza que quedó entera de su casa en ruinas. En 2016 todavía vivían en una caravana.

Su autor es Wissam Nassar, un fotoperiodista que ha nacido y crecido en Gaza, junto a sus siete hermanos. Comenzó su carrera profesional cubriendo tres guerras entre Israel y Hamás en los años 2008, 2012 y 2014. Nassar trata de mostrar como las personas intentan vivir una vida normal pese al paisaje de escombros y destrucción que les envuelve y como tratan de recuperarse y salir adelante tras una guerra tan devastadora. Su trabajo ha sido reconocido internacionalmente y publicado en diversos medios como el New York Times, la revista Time o la agencia de noticias Xinhua

Aquí está el enlace al reportaje que le hizo la revista TIME

Sus imágenes son impresionantes y las que veis aquí han sido incorporadas al blog mediante la opción «insertar«, que facilita la Api de Instagram (explico más abajo como se hace). De este modo se puede acceder directamente a su obra sin utilizar sus imágenes indebidamente. También podéis saludar a Wissam, seguirlo, apoyarlo con likes y comentar sus fotos.

Muchos fotoperiodistas como él arriesgan sus vidas diariamente, para poder mostrarnos lo que sucede a lo largo y ancho de este conflictivo mundo en el que vivimos.

 

EXPLICACIÓN DE COMO FUNCIONA EL PROCESO PARA INSERTAR IMÁGENES DE INSTAGRAM EN EL BLOG

Técnicamente hay que hacer lo siguiente:
  1. Se elige la imagen y se amplia
  2. En la parte superior derecha se ven tres puntos, hacer clic en ellos
  3. Aparece un menú con tres opciones. Elegir la opción Insertar
  4. Activar (o no) la casilla de Incluir pie de foto
  5. Copiar todo el fragmento de código que aparece en la parte superior
  6. Pegar ese fragmento de código justo en el lugar del post del blog que lo queráis insertar (en modo html)
  7. Ya está

 

  1. Inserción de imágenes de Instagram
Eticamente hay que seguir algunas recomendaciones también:
  1. Esto no es un nuevo sistema para ahorrarse la inversión en adquirir imágenes y así aprovecharse de los millones de imágenes que las personas publican en Internet.
  2. El insertar imágenes de una cuenta concreta ha de tener un sentido y es recomendable que haya una relación directa entre el texto y las imágenes que se vayan a publicar.
  3. No se debería en ningún caso sacar de contexto las imágenes ni causar ningún tipo de daño psicológico, moral o económico al autor de las fotografías o personas que aparecen en ellas.
  4. Es bonito y emocionante comunicarse con la persona a la que se menciona. Nunca está de más ponerse en contacto con ella para saludarla y comentar la acción o escrito que se ha realizado.

 

Imagen superior: Gravesel

Resto imágenes: Cuenta Instagram Wissam Nassar

¡Abre bien los ojos corazón! Voy a hacer una foto conceptual

¡Abre bien los ojos corazón! Voy a hacer una foto conceptual

Las imágenes conceptuales sirven para expresar ideas generales, ilustrar temas, evocar sensaciones, soñar con momentos futuros, acceder a estados emocionales, etc. Son las triunfadoras de los bancos de imágenes libres de derechos (Royalty free), porque son inspiradoras y multifuncionales para proyectos de todo tipo y también un recurso relativamente fácil de generar como material propio. Conceptos como alegría, miedo, motivación, felicidad, armonía, belleza, salud, éxito, paz, amor, amistad o cooperación pueden ser ilustrados mediante fotografías y gráficos.

LA FOTO PERFECTA

Buscar y encontrar la imagen o imágenes “perfectas”, que puedan expresar exactamente justo lo que queremos transmitir parece fácil, pero en realidad es todo un reto. Dos cosas a tener en cuenta:

  1. En este tipo de imágenes no es significativa la fecha de realización de las fotografías, ya que son escenas, en general, atemporales.
  2. Es recomendable centrarse en detalles y evitar planos muy amplios que permitan localizar geográficamente la escena elegida, sobre todo si ya hemos decidido que se van a situar en un contexto que nada tiene que ver con el lugar original donde se tomó la fotografía. Lo importante es que resulte creíble.

Por ejemplo: Si estamos vendiendo el concepto de un vida de ensueño y mostramos una playa remota y  paradisíaca, estamos actuando sobre el hemisferio derecho de nuestro potencial cliente, es decir: emociones, sentimientos, sensaciones, deseos. Si de repente su hemisferio izquierdo analítico identifica la playa en cuestión y se da cuenta que está sólo a 100 km de su casa, el enfado puede ser monumental, se ha roto la magia y también el proceso de venta.

¿Recuerdas las películas del Oeste del siglo pasado?. Luego nos enteramos que muchas de ellas estaban rodadas en Almería (España). La llegada del hombre a la luna fue otro tema conflictivo que genera, todavía hoy en día, acaloradas discusiones y análisis exhaustivos de las imágenes.

Ficción o realidad. ¿Sabéis distinguir una foto real de una retocada? Las imágenes conceptuales son tan flexibles, que podemos asignarles múltiples títulos y generar historias sobre ellas que encajen con nuestros objetivos de comunicación o venta. Una playa, unos árboles, un amanecer, las olas del mar, un desierto, una flor, una nube, un campo de trigo, unas figuritas simpáticas, hay miles de opciones.

Cada día vemos inconscientemente centenares de este tipo de imágenes, ya que están presentes masivamente en todo tipo de contenidos: páginas web, blogs, redes sociales, libros, revistas, cursos, material promocional y publicitario, etc.

ATENCIÓN CON LOS DERECHOS DE IMAGEN Y USOS PERMITIDOS

Si has decidido crear FOTOS CONCEPTUALES genéricas para tu web, proyecto o material de archivo, has de tener mucho cuidado con estos temas sobre todo si la finalidad de las imágenes va a ser comercial o publicitaria:

  1. En el caso de objetos o figuras como las de la imagen de cabecera de este post, hay que verificar que no tengan una marca registrada que pueda crear conflictos posteriores.
  2. Si aparecen personas en las imágenes, siempre previamente deben firmarse los correspondientes documentos entre fotógrafo y modelo/s. De este modo, para cada sesión fotográfica, las condiciones de uso y cesión de derechos quedan claras para ambas partes. Cuando en la foto aparecen menores se han de extremar las medidas de protección y son obligatorios los permisos por escrito de padres o tutores.
  3. En fotos de paisajes o muy generalistas, hay que vigilar el encuadre para que no se pueda identificar geográficamente el lugar de ubicación de la escena.

Las imágenes suministradas por bancos de imágenesroyalty free” en sus respectivos apartados de condiciones, especifican claramente los usos permitidos y prohibidos para cada tipo de licencia y caso concreto.

Es importante saber diferenciar las imágenes con licencia «royalty free» de las imágenes con derechos gestionados. En este post os lo explico.

Presentación Blog

Presentación Blog

Hola! Te doy la bienvenida al blog de Fotorecerca.

Me ha costado literalmente años, comenzar a materializar este sueño que es poder expresar y compartir contigo mis conocimientos, experiencia y pasión por la fotografía, la gestión de imágenes y los derechos de autor. Ahora siento y creo firmemente que es el momento adecuado.

Mi lema para resumirlo es: PASIÓN POR LAS IMÁGENES

He hecho un largo viaje hasta llegar hasta aquí, tanto en la vida (ya soy cincuentona ;-), como en el ámbito profesional. Soy autónoma desde 1991, aunque en estos tiempos modernos tiene mucho más glamour decir que soy emprendedora.

Más de un centenar de profesionales y empresas de diversos sectores han confiado en mi hasta ahora, en las áreas de fotografía, comunicación y marketing digital.

Una especial importancia tiene en mi vida el sector editorial, gracias al cual, a través de todos los proyectos en los que he participado activamente, he aprendido todo lo que sé, sobre edición fotográfica y gestión de derechos de imagen.  

En todos estos años como freelance
he podido contemplar paisajes preciosos,
he caído en profundos precipicios,
he atravesado desiertos,
he tocado el cielo,
he navegado por aguas tranquilas,
he naufragado por mares tempestuosos
y hasta algún rayo que otro me ha caído
por sorpresa y de forma inesperada.

Pero por el momento nunca me he rendido, porque a pesar de ser pequeña y pesar poco, siempre he tenido cerca mucho amor, y altas dosis de energía y motivación para continuar creciendo y aprendiendo.

Y ahora hablemos de ti y de tus necesidades.
Tengo algunas ideas que te pueden ayudar

Vivimos en un mundo saturado de imágenes. A veces es necesario cerrar los ojos unos instantes para luego poder ver mejor.

Me gustaría aportar una nueva mirada que te invite a ver y a sentir las imágenes de una forma diferente.

Quizá te resulte interesante conocer técnicas y herramientas que te abran nuevos caminos y te inspiren para hacer mejores fotos. 

Saber localizar las más adecuadas en agencias de pago o fuentes gratuitas también tiene sus trucos y técnicas.

Las fotos gratuitas tienen sus ventajas y sus inconvenientes. Cuando está en juego tu marca personal o la imagen de tu empresa o negocio, necesitas contratar a un profesional. ¿Sabes o tienes planificado que le has de encargar?

Me encanta investigar y encontrar información útil relacionada con el mundo de la fotografía. Voy a compartir contigo regularmente referencias de libros, cursos, concursos, gadgets, alquiler de material o recursos que sean muy interesantes.

Una pizca de historia de la fotografía y contemplar de vez en cuando algunas obras de referencia, siempre es muy inspirador.

No me cansaré de informar, formar y hablar las veces que haga falta sobre las buenas prácticas y protocolos que se deben seguir en temas de derechos de autor. Es sencillo respetar a los creadores de imágenes y puedes evitar muchos problemas legales.

Imagina, planifica, crea, juega, retoca, disfruta y experimenta con las imágenes.

¿Te vienes de viaje?

¡Comenzamos!

Imagen superior: Copyright: BrianA.Jackson / Depositphotos
Imagen inferior: Gerhard Gellinger / Pixabay